No te pido que me ames

Ni te pido un minuto de tu vida

No te exijo una sonrisa

Ni mucho menos una mirada

No te pido que me ames…

Ni te pido una esperanza

No busco una caricia

Ni acortar la distancia

No te pido que me ames…

Ni un beso que me dieras

No te pido un espacio

Ni tampoco que me quieras

No te pido que me ames…

Solo déjame correr en contra del viento

Para conocer todos tus sentimientos

Despiértame cuando no puedas dormir de madrugada

Y compartir tu silencio cuando no puedas decir nada

No te pido que me ames…

Solo dame tus sueños para hacerlos míos

Y convertirlos realidad

Dame tus sequías para hacerlas ríos

Y así calmar tu ansiedad

No te pido que me ames…

Solo que cuentes siempre conmigo

Y tus temores echare al olvido

Regálame tus penas para llorar contigo

Aunque nunca me consideres el amor de tu vida

No te pido que me ames…

Pido tan solo que me dejes amarte

Y la oportunidad de mi corazón entregarte…

Comparte
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *