La capacidad de aceptación

En determinadas ocasiones de la vida, como muy bien dice Randy Pausch (al cual ya cité en «Las ganas de vivir») en su vídeo «Una última lección», hay cartas que no pueden ser barajadas de nuevo, pero eso no impide que no puedan jugarse, y que lo hagamos de la mejor manera que encontremos posible.

Creo que la capacidad para aceptar determinadas situaciones en nuestra vida es lo que diferencia a las personas que son felices de las que pasan su vida intentándolo, porque aceptar lo que no depende de nosotros es fundamental.

A colación de mi anterior nota «Las pérdidas en la vida…», ¿existe algo más duro que aceptar la muerte de tu propio hijo?, o incluso ¿hay algo más duro que aceptar que en unos meses vas a morir, como le pasó a Randy Pausch?

Aceptar aquello que no tiene remedio (o al menos el remedio no lo tenemos nosotros) es una actitud sabia, porque nos permite disfrutar de todo lo demás.

No importa vivir durante muchos años, sino vivir plenamente cada uno de los segundos que tenemos en la vida.

Comparte
Esta entrada fue publicada en Crecimiento y desarrollo personal, Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *