El efecto mariposa que Europa sigue ignorando

Niño sirio

Hoy no quería dejar pasar la oportunidad de hablar sobre un tema que está conmocionando (y espero lo revolucione, positivamente claro está) al mundo: la crisis humanitaria que están sufriendo en Siria y la fotografía de un niño ahogado en la orilla de una playa turca. Esta fotografía se ha publicado y comentado en medios de comunicación y está siendo viralizada a través de las Redes Sociales.

“el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”

La teoría del caos, resumida en el proverbio anterior, viene a decir algo así como que “si en un sistema se produce una pequeña perturbación inicial, mediante un proceso de amplificación, podrá generar un efecto considerablemente grande a corto o medio plazo”.

Así es como la sociedad occidental debería ver y entender al mundo, pues nuestra conducta (a través de la acción u omisión) produce una cadena de acontecimientos que puede desembocar en situaciones como la de esta fotografía.

Europa debe madurar, ser consecuente, pero sobre todo responsable, porque el viejo continente ha tenido tiempo suficiente para aprender de sus errores. Es momento de dar un golpe de timón y cambiar el rumbo que, como sociedad, llevamos.

A Europa se le presenta una oportunidad de oro para revolucionar sus políticas migratorias, pero sobre todo para comenzar a construir una sociedad que tenga en cuenta que todo lo que haga (o deje de hacer) tendrá sus consecuencias, tarde o temprano, hasta en el último rincón del planeta.

Es responsabilidad de todos propiciar que el aleteo de nuestros actos provoque que las únicas imágenes que veamos en una playa, sean la de niños jugando, con su cubo y con su pala, construyendo castillos de arena o chapoteando con las olas.

Edición: 4 de septiembre.

Aún duerme el niño,
no me lo despiertes
esta soñando con la vida.
Descansa en paz. Valiente.

(Francisco Gago Nieto)

El niño del mar

Comparte
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *